Categoría: Thin Clients

Matías

La Raspberry Pi es una de las soluciones de computación barata que más éxito tuvieron en el último tiempo, por poder acercar una computadora bastante completa a un precio muy bajo, haciéndola ideal para su uso con fines educativos, pero adoptada no obstante por la comunidad hacker, a la que le encanta ponerse manos a la obra y hacer algunas cosas buenísimas. Teniendo hasta ahora los modelos A y B, ahora llega el B+, con algunas pequeñas mejoras por el mismo precio del B.

Si bien la RAM y el procesador siguen siendo los mismos, hay otros cambios importantes, como la inclusión de 4 puertos USB 2.0 (frente a los 2 del modelo B), slot para microSD de mejor calidad que el slot SD original, mejoras en el audio (tras el agregar una fuente de alimentación de bajo ruido dedicada). El header de GPIO se agrandó de 26 a 40 pins, manteniendo el pinout de los 26 pins originales en el modelo B.

Por otro lado, se redujo el consumo de la placa entre 0.5W y 1W, llevándolo a un total de 2.5W-3W, mientras que la B original consumía 3.5W. Una última mejora visual/funcional, fue la redistribución de los elementos del board, alineando los conectores USB con el borde de la placa, colocar juntos la salida de video compuesta con el jack de 3.5mm de audio, y el agregado de 4 agujeros para montaje.

El precio, como ya dijimos, se mantiene en 35U$S, y la placa ya puede ser adquirida en los retailers habituales. Más videos, fotos, y diagramas, en el post oficial del lanzamiento (vía Geek.com).
Fabio Baccaglioni
Hace unos meses recuerdo ver demos de este tipo de productos por parte de Intel y era obvio que tenían que empezar a llegar, son excelentes para muchos usos, de Media Centers sin dudarlo, un pequeño equipo de estos en el living y podemos tener un combo de consola de videojuegos, navegación, Netflix, torrents, ver archivos de todo tipo y lo que sea conectado a un televisor y sin ocupar un espacio enrome.



Es apenas más grande que un Western Digital TV, más chico que un reproductor de DVD, tiene sentido.

En el caso de las Cubic de Banghó estamos hablando de modelos con procesadores Intel Celeron, i3 o i5, Windows 8, una variedad de discos rígidos de 2.5" o SSD, video Intel HD que no es gran cosa para juegos nuevos pero sí se banca cierta gama de juegos de hace un par de años (no esperen un Call of Duty), hasta 16GB de RAM, dos salidas HDMI y conectividad inalámbrica o LAN. Para usos comerciales tiene también una ranura de seguridad Kensigton y soporte VESA para colgar en monitores o pantallas de vía pública.



El tamaño es de 136.1 x 116.8 x 55.6 mm, los opcionales van del disco rígido elegido, el procesador, Celeron 847 o i3, y demás, pero el precio en todos los casos ronda los $5500, no es la máquina más barata, pero para aquellos que necesiten potenciar televisores (y no con los ARM limitados de los SmartTV, hablo de una PC en serio), es una opción interesante.

Más detalles en la web de Banghó
Fabio Baccaglioni
Salgamos del hogar un segundo y pasemos a la empresa, Google quiere también su tajada allí compitiendo directamente con empresas de la talla de Avaya con las videoconfrencias en la oficina.



La idea de Google es mejorar este tipo de comunicaciones con un Chromebox que utiliza un Intel Core i7 y un precio nada bajo de USD 1000 (999 pero odio esos engaños de un dígito Risa).

El equipo incluye parlante con micrófonos, control remoto QWERTY y webcam, es instalable en pocos minutos, utiliza Google Hangouts y eso es más divertido todavía, por lo insólitamente ridículo, requiriendo que para entrar a la videoconferencia tengan cuentas de Google todos, cuac.

Se imaginarán que no es un escenario ideal para ninguna empresa y la excusa de que así se puede sumar cualquier otro usuario desde una notebook no aplica porque es algo que YA ofrecen todos sus rivales, incluyendo aplicaciones para Smartphones.

El equipo se sincroniza con Google Calendar para avisar a todo el mundo y mantener un update de quienes estan en conferencia, avisa quienes estan muteados, quien está hablando y cosas que ya vimos en Hangouts para "civiles" pero aplicados a la empresa.

Además del precio del setup inicial de USD 999 está el fee anual de USD 250 con soporte 24/7. Obviamente la diferencia de precio entre esta Chromebox y la que vende Asus de forma independiente a USD 179, es el hecho de que necesita un procesador i7 para encriptar las conferencias con varios streams al mismo tiempo, algo que no se podría hacer con una Chromebox normal.

El Hardware puede ser tanto el de Asus como HP y Dell que irán ofreciendo sus opciones en los próximos meses en Australia, Canadá, Francia, Japón, España, Reino Unido, Nueva Zelanda y los EEUU.

¿Pondrías a toda tu empresa a depender de Google? ah, que tema... pero si ya dependen de otra compañía ¿Vale la pena cambiarse sólo por el costo (por lo general es menor a otras opciones)?

Via The Verge
Matías

Así como existe el software de código libre, tal vez no todos hayan conocido casos de "hardware libre", o al menos no con ese nombre. Es que claro, escribir código y hacer programas es dentro de todo barato, pero no todo el mundo dispone de la posibilidad de desarrollar hardware por sus medios, por más que el diseño y esquema del mismo sea libre. Como casos de este modelo tenemos los famosos Arduino, y la Raspberry Pi; ahora, Intel parece querer participar de este ecosistema.

La compañía, famosa principalmente por sus procesadores y placas, lanzó un motherboard que se puede conseguir en los retailers de EEUU a 200U$S, codesarrollado con CircuitCo Electronics, una compañía conocida por hacer mothers open-source. Si bien puede no parecer importante la noticia, hay que destacar que el MinnowBoard es el primer mother open-source que utiliza procesadores Intel x86, y cuyos esquemas tienen la licencia Creative Commons. Hay que recalcar que el mother utiliza tecnología algo vieja, pues viene con un procesador Intel Atom E640 32-bit de 1Ghz (de 2010), 1GB de DDR2, y por un precio similar o menor se pueden encontrar cosas a la misma altura o mejores de otros fabricantes (con ARM o Arduino). Incluye también puertos HDMI, USB, Ethernet y ranura microSD.

Es claro que tal vez tenga más contras que pros este caso en particular, pero hay que tener en cuenta como dije que es el primer mother de este tipo en este ecosistema del hardware abierto. Sin dudas a medida que Intel incursione un poco más en el ámbito, se lograrán bajar un poco más los costos y aumentar el rendimiento de los equipos... pero mientras tanto, a quienes les guste meter mano en este tipo de cosas, pueden aprovechar esta nueva oportunidad . Pueden visitar la página oficial.

Vía ComputerWorld.
Fabio Baccaglioni
Cada cierto tiempo sale algún esfuerzo por cambiar el mercado de computadoras hogareñas, no les veía mucho futuro hasta que los procesadores ARM abrieron este nuevo mercado super-barato, así que probablemennte más de uno esté interesado por unos pocos pesos.



ARM, bajo coste y Linux, una excelente combinación para un Media Center o para experimentar, en este caso se trata de un equipo con muchas características, no algo capado, estamos hablando de una PC completa con dos puertos Gigabit Ethernet, WiFi, Bluetooth, cinco USB, y en un tamaño ínfimo (135 x 100 x 21mm) . Y si bien no es más barata que una Raspberry Pi si es más completa (convertir una Pi a todo esto la haría costar más del doble y ni siquiera tiene un gabinete).

El procesador es un Freescale i.MX6 que viene en modelos single, dual y quad core, son núcleos ARM Cortex A9, con un consumo en el rango de 3 a 8 Watts a 1.2GHz, además cuenta con 4GB de RAM DDR3, hasta 512GB de almacenamiento SSD, slot microSD y mucho más a tan sólo USD99 en la instalación base.



La "Utilite" de CompuLab apunta al living obviamente, ya sea como centro de entretenimientos o Thin Client, utilizando Ubuntu como sistema operativo. Falta verla en el mundo real aunque ya estan aceptando pedidos para el lanzamiento de Agosto, el precio será a partir de USD99 pero habrá que ver qué specs finales tiene a ese precio y si no se termina yendo a mucho más cuando uno lo pide completo.

Via Fanless Tech, las specs a continuación
Matías
Hablamos hasta el hartazgo de las posibilidades que ofrece la Raspberry Pi, una "solución computacional" de muy bajo costo y que se tornó bastante masiva. Hemos hablado también sobre diferentes cosas que la gente ha inventado gracias a lo que la pequeña placa les permitía. Hoy, vamos a ver una más Risa : un microondas con funcionalidades extendidas gracias al uso de la Raspberry Pi.

Nathan Broadbent vio hace unos meses un post en reddit donde decían que estaría bueno que las comidas tuvieran códigos QR para que el microondas lo leyera, y pudiera saber exactamente cómo prepararlas (tal vez en Argentina no tenga tanto sentido, al menos para mis hábitos alimenticios, pero los estadounidenses suelen comprar muchísimas cosas ya hechas para las cuales sólo necesitan el microondas). Le pareció factible, y decidió hacerlo con su Raspberry.

Agregó las siguientes funcionalidades: un touchpad rediseñado, distintos sonidos, reloj automáticamente actualizado desde Internet, control por voz, escáner de código de barras, tweets automáticos luego de cocinar algo.

Como no existe una base de datos que explique cómo cocinar un producto a partir de un código de barras, el creó una utilizando el código UPC de los alimentos. Un video con una demo de la invención:

Si les interesó el invento, pueden ir al post de Nathan, donde detalla un poco mejor y de forma más técnica su solución. Ojalá sea algo que forme parte de los "microondas del futuro" .
Matías

En un inicio, el objetivo de la Raspberry Pi era poder ofrecer una herramienta de bajo costo (25U$S por una computadora casi completa, ¿dónde más?) que pudiera servir para fomentar la enseñanza de las bases de las ciencias de la computación en las escuelas de todo el mundo. El haber sido una plataforma open source desde un principio sin dudas le jugó muy a favor, por la gran comunidad que se armó alrededor para ver hasta qué punto se podía exprimir a la pequeña placa, de tamaño de una tarjeta de crédito.

Sin embargo, está claro que no siempre el fin original de los creadores de algún objeto es el uso que le da la población. Así es cómo vimos a la Raspberry Pi controlando un R2D2, siendo una consola de videojuegos, y sirviéndote un trago en un bar... todas cosas para los grandulones hackers, en vez de ayudar a educar a los chicos Risa . Por suerte, está bueno ver que desde el lado "oficial" fomenten la creatividad utilizando la Raspberry Pi, y motiven a los chicos (con premios, ¿de qué otra manera se puede motivar a un chico? Risa ) a solucionar problemas con esta herramienta. Así es cómo, en Inglaterra, organizado en conjunto entre el Centro de Tecnología de Cambridge y la Raspberry Pi Foundation, se llevaron a cabo los Raspberry Pi Awards.

Hubo docenas de participantes, de los cuales se llamó a 14 para que pudieran exhibir sus creaciones. Se permitían utilizar la Raspberry Pi junto con el teclado, mouse, monitor, tarjeta SD, y elementos necesarios para la conectividad a Internet; a cada grupo se le permitió un presupuesto de 50£ para agregar extras a la placa. No hubo restricciones desde el punto de vista del lenguaje a utilizar. Hubo varias categorías de participantes, diferenciándolas por edad: 8 a 11 años, 12 a 16, 16 a 18, y por último una categoría abierta.

¿Qué proyectos ganaron? En la categoría más baja, los alumnos idearon un sistema para ayudar a personas mayores o con discapacidades a responder a la puerta, posibilitando que el usuario envíe un mensaje a quien hubiera tocado el timbre, además de abrir la puerta remotamente (un poco peligroso para mi gusto Risa ). La siguiente categoría, seguía teniendo en cuenta a personas en situaciones de desventaja; se utilizó la Raspberry como un dispenser automático de píldoras, cuyas dosis podían ser configuradas por un doctor. De este modo, la persona nunca tendría que acordarse qué tomar, sino simplemente de hacerlo. En el caso de que alguna dosis no fuera utilizada, se le enviaría un mensaje a un familiar o vecino cercano, para que pudiera corroborar que esté todo bien.

La tercer categoría era un sistema de vigilancia de condiciones atmosféricas y calidad de aire. La raspberry, junto a ciertos sensores, permitían medir los niveles de temperatura, humedad, humo, monóxido de carbono y dióxido de nitrógeno. Las mediciones se subían a un sitio web, para poder chequearlas en tiempo real, además de compararlas con mediciones desde otros lugares. Por último, la categoría abierta dio como ganador a un grupo que utilizó la Raspberry Pi para poder controlar el consumo de energía de un hogar usando un medidor inalámbrico de electricidad comprado en una tienda normal. El grupo hizo ingeniería reversa del protocolo de comunicación de dicho medidor, para poder mantener un registro del consumo de energía.

¿Qué les parecieron los proyectos? Como dije antes, me encanta que se fomenten desde el lado de la Fundación Raspberry Pi, siendo fieles a sus bases, las ideas útiles para la sociedad que utilicen la pequeña placa. Vía Slashdot.
Fabio Baccaglioni


Tan sólo para jugar con el motherboard Rock APC que cuenta con un procesador Cortex A9 de VIA, Android 4.0 y un gabinete... de libro!

Agradezcan a la Raspberry Pi que gracias a su impulso otras marcas se animaron, en el caso de VIA que supo tener parte del mercado de x86, aunque pequeño, y ahora lo ha abandonado (otra no le quedaba) por el enorme universo de ARM (al menos allí la competencia no trata de asesinarlos como Intel).


La Rock APC tiene 4GB de almacenamiento flash, 512Mb de memoria DDR3, GPU con capacidad de 1080p y salida HDMI, el procesador con un core A9 a 800MHz no es lo más potente del mundo y cuenta con un slot microSD para almacenamiento extra, esos 4GB apenas sirven para algo.

Salidas USB 2.0, microUSB OTG, ethernet, audio y hasta VGA además del HDMI, obviamente pensado para un media center en el mercado DIY hogareño, el precio es obviamente ínfimo, con el "gabinete" unos USD 99 y la placa sola USD 79

El formato me parece interesante pero me gustaría ver algo así con prestaciones serias, como un Exynos de cuatro núcleos a una velocidad superior a 1GHz y más de 1GB de RAM, lo mismo pero con la potencia que permitiría usarlo como mini desktop y no que uno no pueda abrir más de 4 tabs en el browser sin acordarse de la madre del fabricante.

El site oficial aquí, vía Slashgear
Matías
Ya sabemos que el Raspberry Pi no es una computadora de última generación que nos permita jugar a los últimos juegos en HD (aunque sí es capaz de reproducir videos en esa definición); sin embargo, no hay que desmerecerla, porque a 25-35U$S, si bien está lejos del procesamiento posible en la computadora promedio de hoy en día, se posiciona a la par de ciertos celulares de gama media, que sabemos cuestan considerablemente más.

El Raspberry Pi (ya tenemos uno en nuestros laboratorios ) tiene muchísimos usos, y todo depende de la imaginación de cada uno (situación que aplicaba también al Kinect, por ejemplo). Uno de esos usos puede ser, tranquilamente, revivir las viejas épocas del gaming, transformando nuestra computadorcita en una Super Nintendo.


El fundador de PetRockBlog, Florian, es quien decidió convertir a la Raspberry Pi en lo que llama una "consola universal", aunque por ahora sólo logró hacerla andar como una SNES. Las dificultades que debió resolver fueron las siguientes: encontrar una distribución estable (optó por Debian, que es la "oficial" de la Raspberry Pi, pero aún Debian ofrece drivers alpha para ALSA, produciendo una calidad de sonido pobre), lograr hacer andar los emuladores (RetroArch fue elegido; aún corriendo bajo un emulador, los juegos son fluidos puesto que el procesador de la Raspberry es considerablemente superior al de la SNES), desarrollar un menú para elegir la consola y los juegos, construir una interfaz de hardware para que se puedan conectar los controles originales, y finalmente construir un case que pueda contener todo eso.

Un proyecto interesante y que espero llegue a buen puerto; pueden ver el post original aquí, donde hay más detalles sobre la implementación por si quieren intentarlo ustedes mismos . Sin duda una alternativa genial para quienes no tenemos 1.200.000 euros Risa ... aunque nos encantaría .

Vía Slashdot y Ubergizmo.
Matías

Hace unos días mostrábamos cómo iba creciendo el mercado de los thin clients, un submundo de las computadoras, y ya nos enteramos que VIA, históricamente fabricante de procesadores y chipsets, está contribuyendo con lo suyo, también eligiendo Android como plataforma.

A diferencia del MK802 y el Cotton Candy, VIA no optó por hacer un pendrive sino un motherboard (más parecido a la idea del Raspberry Pi) NEO-ITX, de 17x8.5cm (compatible tanto con Mini-ITX y MicroATX). El equipo se llama APC (Android Powered PC), y viene con una versión modificada de Android 2.3, que se lleva mejor con teclado y mouse como dispositivos de entrada.

¿Qué tiene el mother? Un procesador ARM 11 VIA Wondermedia de 800mhz, 512MB de RAM DDR3, 2GB de almacenamiento interno y un slot microSD, 4 puertos USB 2.0, salida de audio y entrada de micrófono, y conectores para monitores VGA y HDMI. El procesador es compatible con OpenGL-ES 2.0 y puede reproducir videos en 720p. El equipo sólo consume 13 watts funcionando a pleno, y 4 en idle, considerablemente menos que una computadora estándar.

No es un equipo ni un mercado que sean una "novedad", la idea de computadora como media center está hace bastante, pero simplemente ahora se lograron reducir los precios ofreciendo una performance estándar (reproducción en 720p es muy valorado) hasta tornarse realmente atractivos para el consumidor.

El APC costará 49U$S y ya se aceptan pre-órdenes en la página de VIA. Vía (je) Geek.com y Electronista.