Categoría: Android

Fabio Baccaglioni

Una de las mayores diferencias entre un smartwatch y un smartphone es que los primeros no tienen ningún bloqueo de actualización por parte de las operadoras telefónicas, así que varios de los primeros equipos que contaban con la primera versión de Android Wear se estan actualizando a la moderna 2.0.

Un ejemplo de esto es el LG G Watch R que con dos años en el mercado uno esperaría que no hubiese mucha actualización pero ya está pasando a Wear 2.0 durante esta semana, también el LG Watch Urbane y el New Balance RunIQ.

El Urbane recibirá el update para Mayo los dueños del G Watch R para esta semana y el RunIQ para la semana que viene.

Los equipos que ya tienen 2.0 de LG son el Watch Style y el Watch Sport lanzados en Febrero, otros equipos donde ya se sabe que funciona la nueva versión son el Fossil Q Founder, el Casio WSD-F10 y el Tag Heuer Connected. Obviamente llegará a otros modelos ya que desde lo técnico no hay razón para no recibir el update y casi todos los equipos de todas las marcas son totalmente compatibles con Android Wear 2.0.

Quedan 12 otras marcas, entre las que estan Moto, Asus y Huawei, que deberían empezar a apurar las actualizaciones que habilitan mucha mayor conectividad y acceso a Google Assistant que, en teoría, haría mucho más útiles a estos relojes.

Via Engadget
Fabio Baccaglioni


Android 6.0 Marshmallow es el mejor Android a la fecha, para muchos mejor que iOS, pero sin necesidad de entrar en polémicas con otros OS sencillamente dentro de su propio universo es el mejor.

Pero ¿Cómo puede ser el mejor si apenas el 7.5% de los equipos de su ecosistema tienen dicha versión?

La estadística proviene de la misma Google, son cifras oficiales de adopción que evidencian un gran problema en la plataforma, medido a partir de Google Play Store el amplio ganador es Lollipo que es de 2014, 35.6%, Kitkat que es del 2013 está en el 32.5%

Es decir, sistemas realmente viejos son los más usados y el último es hasta superado por Jelly Bean de 2012 con el 20.1% y sólo logra vencer a sistemas que son tan viejos que ni se comparan como Ice Cream Sandwich y Gingerbread con 2% cada uno. Si, todavía un 2.2% del público utiliza Gingerbread, es increíble.

El mayor problema para Android es cuan atado está el sistema operativo a los operadores de telefonía y la decisión de cada marca de dejar morir productos que, en la realidad, jamás mueren cuando ellos lo deciden. Por esta razón no se actualizan modelos que salieron, en muchas ocasiones, apenas seis u ocho meses atrás, por la demanda empresarial de vender un nuevo modelo y obligar a sus usuarios a una obsolecencia forzada.

Pero no se vuelven obsoletos! El uso del celular está orientado a la aplicación, no al core del sistema operativo, a ningún usuario le molesta si es Android 5.0, 5.1 o 6.0, sólo que su cuenta de Instagram funcione. Y no será ni una marca ni un ISP el que le ordene al usuario cómo usar su teléfono.

La mayoría de los equipos con un procesador de dos núcleos a más de 1GHz y 2GB de RAM ya son más que suficientes para el 99.9% de las cosas que el público masivo quiere hacer en un teléfono, y como los gama media y baja son la mayoría, lo mismo sucede con las versiones de Android, ningún fabricante prioriza la última versión (ni los testeos que esto implica) en un equipo cuya ganancia es marginal.

Via The Verge
Fabio Baccaglioni
Con tanta discusión con el FBI pidiéndole de mala manera a Apple que desencriptase el teléfono de un terrorista y ésta negándose, tu teléfono ¿Está encriptado?

Lo más probable es que no, iOS es el sistema operativo que por default mantiene la unidad de memoria encriptada desde iOS 8, pero Android sólo lo hace desde el 6.0 Marshmallow.



Si todavía tenés un teléfono con una versión igual o menor a 5.1 cualquier forense podría fácilmente recuperar archivos de tu teléfono, sea para espiarte o para recuperarlos, pero Google sólo forzó la encripción a partir de la última versión que apenas está distribuida en el mercado.

Es un 95% contra 2% en un área donde Android queda muy por debajo de iOS ¿Qué versión estás utilizando?
Fabio Baccaglioni


Continuando con la idea de golosinas engordantes la gente de Google ya anunció el nombre de Android M y el nuevo SDK 6.0 para developers



El Android Marshmallow no estará disponible todavía pero la compañía está anunciando ciertos detalles para que los developers puedan tener listas sus apps para la nueva versión, no seon demasiados cambios tampoco para éstos aunque cambie un poco el sistema de permisos y la API de huellas dactilares.

Para devs también está descargable la versión de testing
Fabio Baccaglioni


Ya que Cyanogen los dejó colgados en India los de OnePlus quedaron incómodos y decidieron tomar cartas en el asunto, no depender de un tercero para su sistema operativo, ni de Google directamente, aunque ya sabemos que clonar Android no es precisamente independizarse.

Siguiendo el camino de Amazon? Puede ser, pero OnePlus tomó Android 5.0 Lollipop y creó su propia distribución, OxygenOS, para reemplazar a los traicioneros de Cyanogen y brindarle al OnePlus una identidad propia.

Por el momento no es más que un Android 5.0 con el theme cambiado, como es de esperar, pero desde la empresa china pretenden mantenerlo lo más liviano posible enfocándose en batería y performance y sacándole los agregados que le resten velocidad.

Agregan algunas características como gestos, escribir mientras la pantalla está apagada (no se cómo es, pero me doy una idea), menú de configuraciones rápidas, administrador de archivos, y varias opciones más que ofrecía también Cyanogen. Lo cierto es que la principal razón es dejar de depender de este proveedor, tal vez el mejor gancho de marketing de OnePlus, pero que por las decisiones de este mismo, como ir con otra marca de forma exclusiva en India (Micromax), no la ubican en un escenario de seriedad ni compromiso.

Los que ya posean un OnePlus deberán seguir instrucciones para, desde Cyanogen, instalar el nuevo OxygenOS. Desde mi punto de vista siempre veo con serias dudas los sistemas que arman una nueva rama de Android usándolo como base ¿Realmente tienen futuro? al estar condicionados por dos factores fuertes como depender de una marca y no tener las aplicaciones de Google siempre me dan mucho que pensar ¿Puede un fabricante pequeño manejaer esto? Miremos a Samsung, el más grande de todos, con Tizen OS por ejemplo.
Fabio Baccaglioni
Llegó Android Studio después de todo, la 1.0 sin beta ni pruebas, final.



Basado en el IDE para Java de IntelliJ, el Android Studio tiene una serie de mejoras para hacer el desarrollo más simple y la vida más fácil para aquellos que utilizaban Eclipse.

El Wizzard de instalación es muy cómodo y fácil de seguir, por otra parte ofrecen templates para crear aplicaciones, algo que para los principiantes será más que beneficioso, importa el código directamente desde github.



Muchas herramientas para completar código, refactorizar, análisis de código, administrar traducciones de strings, genial para hacer aplicaciones en múltiples idiomas y de forma sencilla, mejorado el soporte para múltiples pantallas y formatos permitiendo preview en todos los modelos posibles, monitor de uso de memoria, soporte para Google Cloud Messaging, sistema de empaquetado Gradle y mucho más.

Pero Google seguirá el desarrollo y uno puede ir actualizando a las versiones beta de los futuros IDE.

Para descargarlo y leer más al respecto, aquí el site oficial
Fabio Baccaglioni


Es hora de hacer un repaso por las novedades de la nueva versión de Android y sin dudas es una de las pocas veces donde el cambio ha sido notable y no apenas unas pequeñas cositas aquí o allá.

No, con Lollipop cambia el estilo de la interfaz y como la misma es lo primero que interactúa con el usuario, se espera una reacción fuerte al respecto.

A continuación detallamos Lollipop...
Matías

Históricamente, Google se encargó siempre de ofrecer en los equipos de su línea Nexus la última versión de Android, lo más rápido posible. Era la manera de presionar al resto de las empresas como Samsung, Motorola, LG, Sony a actualizar también sus teléfonos, proceso que a veces terminaban dejando de lado por difícil y costoso, ya que las customizaciones para diferenciar a sus dispositivos del resto eran muchas y complicaban la actualización. La línea Nexus, en cambio, viene con un Android pelado, por lo que la actualización era lo más fácil posible.

Ese mismo criterio de pureza en sus teléfonos adoptó Motorola al ser comprada por Google y, ahora de la mano de Lenovo, lo sigue manteniendo. Tanto es así, que Motorola le ganó a Google y tiene el primer dispositivo con Android Lollipop 5.0 de forma oficial: el Motorola G 2014. Si bien hay varios dispositivos que tienen disponible la última versión de Android a modo de beta, como el Motorola X 2014 y el LG G3, al Moto G 2014 (liberado de Estados Unidos) ya está llegando la versión final.

Es importante este hecho, porque demuestra que los fabricantes (no sólo Motorola, sino también LG por las pruebas hechas, Samsung, etc.) se están comprometiendo a reducir cada vez más los plazos de actualización, llegando a ganarle a veces incluso al propio Google, lo cual no es poco, y es una mejora increíble con respecto a los primeros años de este Sistema Operativo. Esperemos que se mantenga esta actitud y sigan compitiendo entre sí a ver quién lanza futuras actualizaciones más rápido, que así ganamos todos .

Vía Ars Technica.
Matías

En Google I/O de este año hablamos muy brevemente de Android One, un plan de Google para poder llevar smartphones con Android de bajo costo a países subdesarrollados, focalizándose principalmente en África, Asia, y Sudamérica. Recién ayer empezaron a surgir los primeros modelos en India, de la mano de 3 OEMs en dicho mercado: Karbonn, Micromax y Spice, cada uno de los cuales tiene contrato de exclusividad con algún retailer online de India.

Según Google, no quieren que la gente sólo se conecte a Internet porque sí; quieren que, una vez que lo hagan, puedan acceder a "la riqueza de información y conocimiento que la web ofrece para cualquiera". Por esa razón, Android One es más que nada una especificación que los fabricantes puedan seguir para poder brindar exactamente eso a los futuros dueños primerizos de smartphones.

Por esa razón, los 3 dispositivos ofrecidos esta vez (Micromax Canvas A1, Karbonn Android One Sparkle V Blue y Spice Android One Dream UNO Mi-498) comparten bastantes características de hardware, y su precio es muy similar. Los 3 comparten una pantalla de 4.5" IPS LCD con 854x480px de resolución, un SoC quad-core MediaTek MT6582, 1GB de RAM, 4GB de almacenamiento interno, cámara trasera de 5MP con Flash y frontal de 2MP, baterías reemplazables de 1700mAh, WiFi, Bluetooth, GPS, ranura microSD, dual SIM y radio FM. En cuanto al software, corren Android 4.4 KitKat sin modificaciones, y tienen actualizaciones garantizadas por Google (como la línea Nexus pero sin ser teléfonos flagship), por lo menos a Android L de manera segura.

Sin embargo, tener un smartphone es sólo la mitad de lo que quiere Google; por esa razón, hay un trato con Airtel, operadora telefónica, para que los clientes puedan descargar en los primeros 6 meses las actualizaciones sin ningún costo telefónico (luego, deberán pagar el uso de datos correspondiente). Otra novedad es que la compañía está buscando la manera de ofrecer "YouTube de manera offline en India, y eventualmente en el mundo", permitiendo que los usuarios guarden videos en sus teléfonos, para verlos luego en algún momento sin conexión.

Un plan muy lindo en la teoría, pero hay que ver si en la práctica surte el resultado que Google busca, el "poder traer un smartphone a los 5 mil millones de personas" que todavía no lo tienen (hay 1.75 mil millones de personas que ya tienen uno). Como hacen notar en Ars, el salario promedio anual en India es de 1500U$S, por lo que un smartphone a 105U$S, que represente 1/15 del poder adquisitivo anual de una persona, puede resultar todavía un poco caro. Sin dudas, esa sigue siendo la barrera a romper, poder bajar aún más el precio al que se ofrecen estos dispositivos.

Vía DailyTech, Phys.Org (1 y 2), y Ars Technica.
Fabio Baccaglioni


Freemium, pago, in app, DLC, ¿Cual es el modelo que prevalece en Android? Según este artículo el contenido freemium viene ganando por sobre el resto.

En un artículo que publicó esta semana Super Data Research, cuyos datos se toman directamente de empresas publicadoras y desarrolladores, y se combinan con los datos de puntos de venta digitales de millones de usuarios de juegos, se incluyó un ranking de los juegos “gratis para jugar” que más recaudaron.

En el primer puesto de la lista figuraron CrossFire y League of Legends, de Tencent, que juntos tuvieron una recaudación bruta anual de 1581 millones de dólares estadounidenses. La empresa multimedia Nexon ocupó tres de los diez primeros lugares, con un monto combinado de 800 millones de dólares. Wargaming se llevó 372 millones por World of Tanks (que según se dice tendría su versión para Xbox One).

Lineage 1 quedó en la sexta posición con 257 millones de dólares en ventas totales. World of Warcraft, a pesar de haber perdido suscriptores, generó 213 millones (nota: en este informe solo se consideran las ventas por microtransacciones, no por suscripciones). Uno ya viejito pero bueno, Star Wars: The Old Republic, ganó 139 millones de dólares, mientras que Valve hizo suyos los dos últimos casilleros de la lista con Team Fortress 2 y Counter-Strike Online.

A continuación los detalles del informe...