Matías

Cuando les hablé hace unos meses del Garminfone, les había contado que Garmin ya había hecho su entrada al mercado de los smartphones con su nüvifone pero fracasó, pues no había tenido muchas ventas. Por esa razón, el Garminfone buscaba ser la revancha, un nuevo intento. Se habrán dado cuenta que no andamos todos con un Nuvifone en la mano, por lo que tampoco fue un éxito y, aún peor, fue un nuevo fracaso de Garmin (aunque ahora sumado a Asus).


Al hacer públicos los resultados financieros del período correspondiente a la primavera estadounidense, dijeron que su sector de smartphones estaba luchando, ya que sólo lograron 27 millones de dólares de ganancias globalmente, menos de lo que planeaban. Buscaban como una posible solución (y chivo expiatorio) hablar con las operadoras para que mejoren la exposición de sus teléfonos (una forma de echarle la culpa a otro).

Cómo se evidenció este fracaso del teléfono? Apenas unas semanas después de su lanzamiento, el precio fue reducido de 200U$S a 130U$S (una disminución importantísima)... y hace unas semanas, volvió a bajar a 100U$S. En el mercado de los móviles, que un teléfono baje tanto de precio en un intervalo de tiempo tan corto, no es un buen indicio.

Es una lástima que Garmin haya vuelto a fracasar. Hubiera sido bueno para el mercado un competidor más... no obstante, esperemos que Garmin no trate nuevamente de chocar su cabeza contra la pared. Es preferible que sigan haciendo GPS bien a que por un mero capricho y simple avaricia terminen descuidando lo que mejor hacen.

Vía Electronista.

Comentarios

Deje su comentario:

(comentarios ofensivos o que no hagan al enriquecimiento del post serán borrados/editados por el administrador sin previo aviso)

Security Image

Negrita Cursiva Imagen Enlace