Matías


Hoy Nintendo sacó nuevas versiones de su consola portátil, la Nintendo 3DS, que viene en dos versiones, la normal (New Nintendo 3DS) y la 3DS XL (New Nintendo 3DS XL, o LL en Japón). Las consolas vienen con algunas mejoras importantes de hardware y diseño que podrían verse como un intento de apuntar al sector más hardcore de los gamers e intentar ganarse su cariño y entusiasmo.

La compañía hizo que su nueva consola sea más rápida en cuanto a velocidad de juegos y de Internet; aunque no especificó cuánta será la diferencia, sí aclaró que hay juegos exclusivos para la misma que no podrán ser jugados en la 3DS original (como Xenoblade Chronicles). Más allá de eso, hay cambios de diseños en la consola, tanto estéticos como funcionales. Por ejemplo, hay un nuevo joystick analógico (llamado c-stick), para poder controlar la cámara de algunos juegos (algunos ejemplos dados son Dragon Quest X: Online, Final Fantasy Explorers, y Monster Hunter 4G).

Las pantallas son un poco más grandes que antes, y ahora ajustarán su brillo automáticamente según la luminosidad del ambiente. Los botones X-Y-A-B ahora tienen colores (varía el color del botón o de la letra según el modelo de New 3DS). Una mejora importante es la utilización de la cámara y los sensores para hacer tracking de la cara del jugador, y de ese modo poder ajustar el efecto 3D para cuando uno mira de costado la pantalla, algo que antes hacía que se viera borrosa la misma.


Por último, las baterías son más grandes (permitiendo 7 horas de juego frente a los 6 de la versión original), y ahora la consola viene con NFC, permitiéndole hacer uso de los amiibo presentados en la E3, además de puerto microSD para expandir el almacenamiento interno.

Estos cambios, como se dijo, intentan apuntar a un mercado más hardcore, y no tanto a los jugadores casuales. Si bien este último mercado les sirvió muchísimo con la Wii, eventualmente fue víctima de su propio éxito por quedarse encuadrados en un único segmento, y no pudieron progresar. Según una entrevista a Shigeru Miyamoto, diseñador de juegos de la empresa, la actitud pasiva de algunos jugadores le resulta "patética", ya que no son capaces de descubrir cuánto mejor se pone la cosa si se desafían un poco más, en vez de buscar que los entretengan sin hacer demasiado.

¿Hablar más de los que hicieron que Nintendo renazca con la Wii le hará bien a la compañía? Es difícil que eso suceda, y es difícil también que los más gamers reganen sólo por unos botones la confianza y terreno perdidos en Nintendo en los últimos tiempos; en mi opinión, deberán esforzarse un poco más. Las consolas saldrán 154U$S y 181U$S, siendo esta última la versión XL, y se podrán conseguir a partir del 11 de octubre en Japón; a Estados Unidos no llegarán antes de 2015

Vía Kotaku (muchísimas fotos), Wired y Electronista.

Comentarios

Deje su comentario:

(comentarios ofensivos o que no hagan al enriquecimiento del post serán borrados/editados por el administrador sin previo aviso)

Security Image

Negrita Cursiva Imagen Enlace