Matías


De vez en cuando es interesante enterarse de cuáles son las proyecciones que tiene una empresa, para sus ventas, futuros productos, y sus ganancias, todas características que dan para hablar sobre la confianza que se tiene la compañía en sí misma, y son datos que suelen dar trimestralmente, correspondientes a su período fiscal. Sony acaba de actualizar cuáles son sus pérdidas proyectadas para el año fiscal 2015 (que termina el 31 de marzo del próximo año), y no parecen muy buenas noticias.

Inicialmente, para este período fiscal anual la compañía había previsto solamente 466 millones de dólares de pérdidas netas; ahora, esperan perder 2.150 millones de dólares, nada más y nada menos que el cuádruple de lo original. ¿A qué se debe tanta diferencia entre lo esperado antes y lo esperado ahora? A su división de teléfonos móviles.

Anteriormente, esa división se focalizaba en poder hacer crecer de manera significativa sus ventas para poder mejorar su rendimiento financiero; sin embargo, se encontró con un mercado saturado y extremadamente competitivo, donde el golpe más duro lo recibe en el segmento de baja gama por la gran proliferación de teléfonos chinos baratos. Ahora, el objetivo parecería ser reducir el riesgo, la volatilidad y obtener ganancias más estables, lo que implica la utilización de estrategias más diversas según la región donde se encuentren, y dedicarle más esfuerzo a la gama alta de teléfonos, dejando de lado los segmentos más baratos.

Veremos cómo se desenvuelve la estrategia futura de la compañía, y si le da resultados. El mes pasado en la IFA, por lo pronto, presentaron dos teléfonos, Z3 y Z3 compact, que parecerían encuadrarse dentro de este nuevo objetivo.

Vía Engadget, DailyTech, Electronista.

Comentarios

Deje su comentario:

(comentarios ofensivos o que no hagan al enriquecimiento del post serán borrados/editados por el administrador sin previo aviso)

Security Image

Negrita Cursiva Imagen Enlace