Fabio Baccaglioni

Así como también lanzaron su versión del Oculus Rift, Sony quiere su propia versión de Google Glass, y así creo que hará con cualquier cosa que vea porque el segmento "weareables" es tan impredecible como imposible de ignorar.



En este caso la idea de Sony me parece muy interesante porque busca agregar un dispositivo a tus anteojos y no que sean los anteojos mismos los que debas comprar. Lo bueno de esto es que se pueden utilizar en los que uno ya posee, tal vez la falla inicial de Glass.



Igualmente se ve primitivo, pesado, enorme y obviamente "douchebag" Risa. Cuenta con una pantalla OLED de apenas 0.23" que se proyecta en los anteojos con un alto contraste (10.000:1) a 640x480, como agregarle una mini pantalla a la visión normal, no requiere proyectar sobre una superficie, es simplemente como una extensión de la pantalla al igual que tiene Glass.

A 10.2mm x 7.9mm es obviamente una pantalla tan pequeña que no puede presentar demasiad información, pero a la corta distancia que está nos puede brindar información rápida y al instante, Sony hace mucho hincapié en la calidad de imagen y contraste de esta pantallita.



El módulo se presentará en el CES de este año, en pocos días, donde además se ofercerá un SDK para desarrolladores, y es ahí donde está la clave de estos weareables porque no hay un estandar definido y crear soft para un dispositivo tan poco común es raro.

¿Precio y disponibilidad? Todavía nada, recién después de CES podemos llegar a tener una fecha de llegada a developers.

Via Sony

Comentarios

Deje su comentario:

(comentarios ofensivos o que no hagan al enriquecimiento del post serán borrados/editados por el administrador sin previo aviso)

Security Image

Negrita Cursiva Imagen Enlace