Fabio Baccaglioni



Hace unos años tuve la oportunidad de conocer un Tesla por dentro, y no sólo por dentro en la cabina, sino ver su interior.

La mecánica extremadamente simple es extraordinaria y una de las razones de preocupación para las automotrices habituales.

Es que un motor tan simple implica mayor competencia, ya no es un extraño objeto de relojería, los motores son similares a los de hace un siglo atrás.

La estructura de aluminio del Tesla modelo S es extremadamente sólida y resistente, los motores trifásicos delanteros y traseros combinados otorgan unos 762 caballos de fuerza, 568 kilowatts. La batería, como se puede apreciar, está en el piso del vehículo otorgando un centro de gravedad mucho más bajo que en un auto tradicional y, por ende, haciéndolo mucho más seguro.

Como pueden ver el resto es extremadamente simple, amortiguadores, motores, transmisión de una sola velocidad en relación 9.73:1 y un alcance de entre 300 y 500 kilómetros con un detalle, son muy pesados, de 1900 a 2230 kilogramos dependiendo el modelo.

No olviden de suscribirse a nuestro nuevo canal!

Comentarios

Deje su comentario:

(comentarios ofensivos o que no hagan al enriquecimiento del post serán borrados/editados por el administrador sin previo aviso)

Security Image

Negrita Cursiva Imagen Enlace