Fabrizio Ballarino



Finalmente, luego de innumerables rumores y una larga espera, el verdadero primer flagship de LG en este 2018 ve la luz. Decimos el primero puesto que aquel V30S ThinQ vino con un hardware algo desfasado, sobre todo por su SoC. Pero bueno, eso es tema pasado, ahora la firma nos quiere sorprender llamando nuestra atención con su nueva apuesta: el LG G7 ThinQ.

El mismo se destaca por tener un diseño muy sobrio y elegante, sin embargo, sea para bien o para mal, el famoso "notch" dice presente en este aparato, aunque podremos ocultarlo en caso de ser requerido.

Aprovechando esto al caso, LG catalogó a esos espacios de pantalla que hay en los extremos de la muesca como New Second Screen (nueva pantalla secundaria, en inglés), esto es en clara alusión a ese doble display que tanto caracterizó y diferenció al LG V10.



Las dimensiones de este teléfono son de 153,2 x 71,9 x 7,9 milímetros; y su peso se ubica en los 162 gramos. Su cuerpo se caracteriza por unos bordes de aluminio con certificación MIL-STD-810G, mientras que sus caras están recubiertas por cristal Corning Gorilla Glass 5.

Su pantalla, a diferencia de lo que muchos hubieran pensado o esperado, es del tipo IPS LCD de 6,1 pulgadas a resolución 3120 x 1440. Eso equivale a decir que tenemos una relación de aspecto 19.5:9 y una densidad de 564 ppi. Además, el aprovechamiento del display con respecto al resto del frontal es del 82,9%. Cumple con HDR10.

De manera complementaria, su pantalla FullVision trae incorporada Super Bright Display, es decir, una tecnología que permite a este buque insignia alcanzar un brillo máximo de 1.000 nits. Para poder lograr esto, LG agregó un cuarto subpíxel blanco a cada píxel. Y a pesar de ser más potente, este panel es un 30% más eficiente que el del G6.



Su procesador es el Qualcomm Snapdragon 845 (octa-core a 2,8 GHz) y la GPU que le hace compañía es la Adreno 630.

En su trasera vemos su doble cámara principal, con disposición vertical. El sensor principal es de 16MP con PDAF, apertura f/1.6, estabilización de imagen óptica (OIS, por sus siglas en inglés) y un campo de visión de 71 grados. La otra lente, la secundaria, también lleva 16MP, aunque se conforma con apertura f/1.9 y un gran angular de 107 grados. Un flash LED les hace refuerzo a esta combinación de cámaras. Por cierto, puede filmar videos en 4K a 30fps, o sino en Full HD a 60fps.

Aquí también es importante destacar la implementación de la AI CAM, lo que básicamente es inteligencia artificial en el apartado fotográfico. Se dispondrá de un máximo de 19 modos de disparo y de la opción Super Bright. Esta última es ideal para imágenes en situaciones de poca luz. Y sí, el modo retrato no podía estar ausente en un terminal de estas características.

La cámara frontal, en contrapartida, posee 8MP con apertura f/1.9 y graba videos en Full HD. Eso sí, también tiene una función para crear stickers y máscaras ya sea en 2D o en 3D.



Su conectividad está bien cubierta al traer 4G LTE, LTE-A, Wi-Fi 802.11 a/b/g/n/ac, Wi-Fi de doble banda, Wi-Fi Direct, Bluetooth 5.0, GPS, A-GPS, GLONASS, BDS, NFC, radio FM (dependiendo del mercado al que llegue), conector jack de 3.5 mm para auriculares y conector/puerto USB tipo C.

Como características adicionales, por un lado destacamos su lector de huellas dactilares de forma circular ubicado en su carcasa posterior. La certificación IP68 es un punto a no dejar escapar, con ella podremos sumergir el aparato a una profundidad máxima de 1,5 metros hasta 30 minutos continuos; eso aparte de ser resistente al polvo.

También es menester hablar de su chip Quad DAC Hi-Fi de 32bits, el cual cuenta con cuatro conversores digital-analógicos en un único chip de sonido. Con esto LG saca pecho afirmando que reduce la tasa de distorsión armónica hasta un 0.0002%; o sea, la calidad y precisión de sonido deberían de estar aseguradas.



Pero en cuanto a sonido hay más novedades. Un altavoz Boombox dice presente, dando así graves más potentes y agudos más nítidos, con una mejora del nivel de sonido base en más de 6 dB.

La parte inferior del móvil sirve como una caja de resonancia para amplificar el sonido. Según afirman desde la organización, esto hace que su equipo sea hasta 10 veces más potente que cualquier otro smartphone en la actualidad. Incluso, está la tecnología DTS:X 3D Surround Sound para crear una simulación de audio envolvente en 3D.

No sólo de reproducción vive este teléfono, también predispone de un par de micrófonos con los cuales se prometen un alcance de hasta 5 metros.



Su sistema operativo es Android 8.0 Oreo, no podía ser para menos. Su batería es de 3.000 mAh y posee carga rápida Qualcomm Quick Charge 4.0. Ahora bien, con el cargador que viene en caja se podrá disfrutar de Quick Charge 3.0, mucho ojo a ese detalle.

Existe una versión de 4GB de RAM y 64GB de ROM, pero hay otra de 6GB de RAM y 128GB de almacenamiento interno a la que LG bautizó como G7 ThinQ+. Ambos vienen en unos colores con nombres bien artísticos: New Platinum Gray, New Aurora Black, New Moroccan Blue y Raspberry Rose.



Se sabe que esta pareja nueva de los LG G7 ThinQ estará disponible en Corea del Sur en poco tiempo, pero no se precisó más nada acerca de su expansión a otros territorios como así tampoco se informó de su precio.

Fuentes: GSMArena [1] - GSMArena [2] - Xataka - PhoneArena

Comentarios

Deje su comentario:

(comentarios ofensivos o que no hagan al enriquecimiento del post serán borrados/editados por el administrador sin previo aviso)

Security Image

Negrita Cursiva Imagen Enlace