Categoría: HDD / SDD

Fabrizio Ballarino


¿Quién dijo que los HDD estaban muertos? Pues la verdad que desde hace rato siguen dando pelea contra los SSD a su ritmo, es decir, los discos duros sacan como principal ventaja el brindar una mayor capacidad a un precio más económico.

Teniendo en cuenta esa premisa básica estamos viendo propuestas como aquel WD Ultrastar Hs14 o la nueva apuesta de su principal rival, o sea, del Seagate BarraCuda Pro de 12TB de almacenamiento.
Fabio Baccaglioni


No tenemos usualmente reviews de unidades de almacenamiento pero es una muy buena oportunidad para presentarles una y tiene que ver con un clásico, Western Digital, que entró hace no mucho tiempo al mercado de los SSD con su primer unidad de estado sólido para consumo masivo.

El WD Blue SSD de 1TB es el que estaremos probando, rápido como debe ser, económico y confiable ¿Cómo performa? ¿Funciona como esperamos? A continuación les contamos los detalles...
Fabio Baccaglioni


Esta semana Intel liberó a los reviewers con su Intel Optane que podríamos resumir en algo sencillo: una SSD para hacer rápidos los discos rígidos. Es una especie de intermediario entre un HDD común que almacena en sus 16GB/32GB las consultas más comunes y hace de interfaz entre un lento HDD y la memoria principal del sistema.

No trabaja como una unidad en sí, entonces le brinda al HDD unos tiempos de acceso similares a los de un SSD. Además los Optane son los primeros en incluir la tecnología 3D XPoint de fabricación que ubica las memorias entre las NAND y la performance de las DRAM en algunos aspectos.

Los Optane igualmente tienen un límite máximo (forzado) de transferencia, pero lo interesante de los benchmarks es cuan rápido llegan a su máximo de transferencia y cómo lo mantienen constantemente. Comparativamente con los mejores SSD (NVMe y similares) no hay grandes diferencias, pero cuando se trata de archivos pequeños y repetidos es bestial en lectura. Esta característica es la que utiliza para este tipo de escenarios donde se repiten muchos accesos a bloques pequeños de datos.

Los discos mecánicos suelen ser horribles en este tipo de lectura, el Optane intermedia y da resultados más que interesantes, a continuación unos con un WD Black de 1TB:



La latencia tiene unos 6 µs en lectura y 16 µs en escritura, y obviamente funciona más rápido en la medida que se repite la misma pasada por el mismo bloque de datos, varias veces. Tema interesante es que el Optane conserva los datos entre reboots, sólo los descarta cuando necesita el espacio para otro bloque de datos.

No es un producto para cualquiera, es para escenarios específicos pero con un costo muy accesible, USD 44 y USD 77 para los de 16GB y 32GB, van en el slot M.2 y luego de instalar el software de Intel ya desaparece como unidad y complementa el HDD. Para aquellos con mejor presupuesto es mejor siempre tener unidades grandes NVMe, pero para los que quieren mucha más capacidad es un excelente complemento para el HDD.

Via Hot Hardware
Fabio Baccaglioni


Hoy Intel presentó oficialmente su primer placa Optane utilizando sus memorias 3D XPoint, las Intel Optane SSD DC P4800X.

Se trata de una unidad SSD que se conecta a un slot PCIe y ofrece una velocidad y latencia que se ubicaría entre la de la memoria RAM y una SSD normal. El primer modelo es de 375GB pero para más adelante se verá el de 750GB, el de 375GB en formato U.2 y más adelante los de 1.5TB.

Lo especial es que esto no se trata de memorias NAND, es 1000 veces más rápida. Comparado con las memorias DRAM es 10 veces más densa y 10 veces más lenta, por eso se la considera a mitad de camino entre una y otra. La latencia es de alrededor de 10µs (microsegundos).

Con una latencia tan pequeña no logra ser DRAM pero está muy por delante de cualquier NAND, de esta forma y con unos 2400MB/s de lectura y 2000MB/s de escritura encuentra un segmento interesante en los datacenters que requieren mayores densidades para almacenar datos rápidamente pero donde la DRAM sería muy cara para estos tamaños o las NAND harían todo muy lento.

Comparado con una unidad, también de Intel, como la P3700 que utiliza memorias NAND en operaciones de 200 microsegundos la P3700 tarda 2800, la diferencia es bestial.

Por suerte, para aquellos que necesiten esto, no es tan caro después de todo, USD 1520 por unidad, lo que es totalmente pagable pero, claro, no es para usuarios comunes, podremos ver estas unidades en datacenters pero seguramente no las veremos en ninguna PC ni Workstation normal. Los equipos quedarían con una configuración de procesador, RAM como primer nivel, Octane para un segundo nivel y SSD para almacenamiento final.

Más detalles en Arstechnica y Engadget
Fabio Baccaglioni


Si, leyeron bien, 60 TeraBytes, el SSD de mayor tamaño del mercado con un formato de 3.5" que es el slot habitual de discos rígidos. Obviamente está destinado a negocios y datacenters, pero son 60TB!

Esta unidad masiva verá su lugar en el mercado recién para 2017 pero el anuncio durante el Flash Memory Summit no incluye ni precio ni disponibilidad todavía. Lo que sí se sabe es que estan trabajando en una versión de 100TB en el mismo formato. Utiliza memorias 3D NAND fabricadas por Micron en orden SAS (Serial Attached SCSI).

El consumo es de alrededor de 1 Watt cada 4TB, cada unidad utilizando 15W (definitivamente no es para tu notebook), dual port SAS a 12Gb/s, lectura de 1.5Gbps y escritura de 1Gbps

Al mismo tiempo anunciaron el Nytro® XP7200 NVMe de 8TB que estará disponible en el Q4 de este año utilizando memorias NVMe, y una sola interfaz PCIe con cuatro controladores.

Via ExtremeTech
Fabio Baccaglioni
No falta mucho para que Samsung sea el dueño indiscutido de otro mercado, las unidades de estado sólido, o ya lo es y nos tardamos en darnos cuenta, es que con esta bestial unidad de 4TB de uso "normal" no hay otra forma de verlo. Si, ya teníamos la de 16TB pero eso era para servidores.



El 850 Evo tiene un nuevo integrante en la familia, 4TB, si, leyeron bien, Terabytes de estado sólido, no será el más rápido, con lectura de 540MB/s y escritura de 520MB/s pero sin dudas con esa capacidad en el mismo tamaño de siempre, mamita, es mucho.

El precio es, obviamente, el límite, a USD 1500 es una barbarida de costo, una buena notebook gamer cuesta eso, pero considerando los USD 700 del modelo de 2TB (de hace un año) este último ya parece "barato".

La unidad utiliza memorias V-NAND y la config ideal, a mi entender, es una M.2 de unidad principal, mucho más rápida, y un 850 Evo de almacenamiento, sin ruido, velocidades de acceso bestiales, ah, cómo me gusta la tecnología de estado sólido desde el transistor hasta aquí

Via PC World
Fabio Baccaglioni


Con 15.36TB el SSD de Samsung PM1633a es evidentemente un sandwich de integrados bestial ideal para aquellos que realmente necesitan muchos datos en un mismo lugar y con un acceso extremadamente rápido.

Más allá de poder alojar todo Wikipedia en una sola unidad el PM1633a cuenta con 512 integrados NAND en un formato físico de 2.5" típico de disco rígido asociado mediante un SAS, Serial Attached SCSI.

Obviamente utiliza el último proceso de 3D NAND (V-NAND) con 48 capas por integrado y unos 256Gb por núcleo. Cada núcleo a la vez va stackeado en 16 capas logrando un pack de 512GB cada uno , tomen 32 de estos stacks en un PCB y logran los 16TB bestiales.





Según Samsung el controlador permite unas 200.000 IOPS de lectura y unas 32.000 de escritura, velocidad secuencial de 1200MB/s , interfaz SAS de 12Gbps, 16GB de memoria DRAM para cache, si, mucho más de lo que seguramente tenés en tu propia PC.

Olvídense de un precio pagable ya que esta bestia es para unos pocos, en el rango de 5000 a 8000 USD pero ya disponible en el mercado.

Via Extreme Tech
Fabio Baccaglioni


Poco a poco el precio por GB se acerca a valores de los discos rígidos habituales aunque todavía estan por encima del doble. Hoy es Toshiba la que lanza la línea Trion 150 para bajar aun más la diferencia.

Con cuatro modelos de 120, 240, 480 y 960GB y velocidades de lectura de 550MB/s y escritura de 530MB/s, es SATA de 2.5" y 7mm de espesor, cubierta metálica sin tornillos, y lo más importante, utiliza los últimos módulos TLC NAND Flash fabricados a 15nm de Toshiba.

La memoria caché es Micron DD3 y el controlador el TC58 del cual se sabe poco pero soporta QSBC (Quadruple Swing-By Correction) y DEVSLP (para ahorrar energía), aunque no incluye encripción.



El modelo mayor alcanza un uso de 219GB/día y 240TB semanales, con 6mW de consumo en reposo y apenas 4.8W al máximo que igual es un poco más que los modelos para entusiastas de OCZ. Todo esto con tres años de garantía.

Lo importante, los precios, 120GB – $45.99, 240GB – $69.99, 480GB – $139.99, 960GB – $269.99 y esto lleva a los 0,28 centavos por GB, y estamos hablando de precios en el mercado, no mayoristas, así que es una muy buena noticia.

Pueden ver el análisis completo de Hot Hardware al respecto
Fabio Baccaglioni
Western Digital tiene una división llamada HGST que ya hemos mencionado en otra oportunidad, pues bien, lanzaron el primer disco de 10TB con atmósfera de helio ganándole así, por poco, a Seagate que sigue en los 8GB.



Se trata del Ultrastar He10 que está sellado herméticamente y trabaja con una atmósfera de helio para poder achicar aun más la distancia entre platos y en una altura de 25.4mm, siete platos apretujados ahí dentro.

Pero eso no es lo único relevante, hace ya un tiempo que vienen trabajando en discos PMR, esta es la grabación perpendicular magnética en vez del modo SMR (shingled magnetic recording). PMR lo venían usando desde 2005 pero lo interesante es que lo llevaron al extremo de una densidad de 1Tb por pulgada cuadrada en vez de 100Gb.

Así se logró llegar a los límites de PMR y el paso siguiente es SMR que a diferencia de SMR hace algo bien distinto, pegan directamente los platos y cada grabación afecta a todos por igual, por ende hay que grabar la misma posición al mismo tiempo en todos los platos. Esto afecta la reescritura pero no la lectura, es más, los SMR son ideales para mantener un backup enorme y volver a leerlo.

Pero si queremos ir más allá de PMR y SMR existe HAMR que es donde Seagate se detuvo, en vez de seguir creciendo en tamaño, cambiar la perspectiva completamente a una nueva tecnología. HAMR significa "heat assisted magnetic recording" y ambas empresas estan trabajando en esta tecnología.

HAMR utiliza un laser para calentar una pequeña parte del plato que será escrita, el calor cambia las propiedades supermagnéticas de la superficie por un instante, el cambio de la posición de las nanopartículas magnéticas permite escribir o reescribir el bit y logra una densidad mucho mayor que sólo grabando con una onda electromagnética.

Los discos SMR ya llegaron a 8GB para Seagate y 10GB para HGST, ahora llegamos al último PMR de 10GB ¿HAMR? para el 2016 si la presión de los SSD le llega a molestar a ambos lo suficiente, si es así esperen unidades de 15 a 20TB.

Via Arstechnica
Fabio Baccaglioni
Pues bien, no se donde estaremos en una década pero sí podemos saber cómo estamos ahora y tal vez el año que viene con los precios de SSD y el valor por GB ha bajado constantemente.



Según un análisis de DRAMeXchange la evolución del valor es constante y a un ritmo mucho más acelerado que la baja en el precio por GB de los discos tradicionales, esto se da por muchos factores, pero obviamente la miniaturización de los procesos de fabricación y el stacking 3D de memorias NAND está dando resultado.

El precio actual por GB es de 0.39 USD para los SSD contra 0.06 de los HDD tradicionales, ahora bien, este último se ha estabilizado y no se estima una baja para los próximos dos años, en cambio sí de los SSD.

Para 2016 se estima un valor de 0.24 y para el 2017 se llegaría a 0.17 por GB lo que hace a un disco de 1GB bajar de los más de 350 USD actuales a 170 USD para 2017. Nada mal aunque obviamente un disco de 1GB normal es mucho más barato ya estamos llegando a una relación 3:1 en el producto final y eso lo hace MUY tentador.

No para guardar películas obviamente, pero como disco principal la moda es usar un SSD de 256GB, eso ya puede pasar a ser historia con las nuevas unidades de 1GB, es decir, no depender TANTO de un disco secundario común para complementar y poder funcionar tranquilamente con el SSD inicial.

El crecimiento de SSD en notebooks es notable también, en 2015 se logró un 26% (21% fue en 2014) de cuota de mercado y se estima 31% y 42% a futuro (2016/2017).

El mayor cambio tecnológico se está dando en el stacking, la idea de aplicar muchas capas de memorias NAND interconectadas, en vez de en una superifice 2D, hacia arriba, apilándolas en el siguiente eje, Samsung está con las triple level cell, TLC, SanDisk ya empezó la fabricación en masa de su propia línea y en todos los casos estan probando con SSDs sin DRAM para abaratar el costo final (impacta algo en la performance, pero es mucho más rápido que un HDD).

Con esta evolución del precio es obvio que en algún momento el mercado mismo decidirá abandonar los HDD pero al mismo tiempo me espero un salto en capacidades de estos últimos, algo que les de otra década de vida.

Via Computerworld