Fabio Baccaglioni



Durante esta semana la noticia "tech" para los hardcore users fue el anuncio de ARM del nuevo procesador para el futuro móvil, el A15.

Recién en el momento del ARM A9, que durante fines de 2010 y 2011 será "la vedette" de los teléfonos, ARM anuncia el A15 pero ¿es una evolución del A9 u otra cosa? más de uno se aventura a decir que es el paso de ARM para competir contra AMD e Intel en otro segmento: servidores y notebooks.

Es que el A15 es un diseño diferente. Para empezar es un procesador "out-of-order", a diferencia del A8 que es "in-order", tanto el A9 como el A15 buscan aprovechar los ciclos del procesador en el que el mismo está buscando información en la memoria. Esto es típico de procesadores modernos que van más rápido que la memoria principal entonces durante cada ciclo que van a buscar lo que les falta para procesar hay instrucciones que se pueden ejecutar que estan en espera, los procesadores más básicos van de a una por vez, estos no.

El A15 comparte eso con su hermano menor A9 pero agrega otras cosas que lo harán más potente y, a la vez, tendrá mayor consumo energético. Es más, el A15 está más cerca del AMD Bobcar que del A9. Por ejemplo se planea en velocidades de 2.5Ghz, 1, 2, 4 y 8 núcleos, soporte hasta 1TB de memoria, ECC en caché L1 y L2, bus de caché coherente (para múltiples sockets), extensiones vectoriales, punto flotante de doble precisión, y virtualización.

Evidentemente un procesador con estas características escapa a los teléfonos y dispositivos móviles, busca otro segmento mucho más agresivo: servidores.

La necesidades de granjas de servidores de bajo consumo y alta performance hacen de ARM una excelente opción ya que son expertos en este escenario, ahora bien, el incluír estas tecnologías en un procesador que no nació para ello probablemente les haga perder esa performance por watt que tenían, o al menos un poco, y acercarla a sus rivales.

Por otra parte, para cuando ARM lance el A15 a 32nm ya Intel habrá debutado con sus procesadores a 22nm y AMD estará con sus Bobcat de 32nm en el mercado. Por lo pronto lo seguro es que el Atom tendrá un rival muy difícil al que sólo aventaja en un sentido: Windows. Y si, el sistema de Microsoft funciona, actualmente, sólo en procesadores x86 y sólo las versiones para celulares o dispositivos móviles en ARM, Windows Phone 7? no creo que veamos una tablet con este OS y un A15 muy pronto, pero como MSFT no es de casarse con nadie y puede intentar abrir el juego, quien sabe...

Hace poco MSFT y ARM firmaron un convenio de desarrollo. Esto no significa que un futuro Windows 8 sea compatible con estos procesadores, pero yo no descartaría un "Windows Phone" que sirva para netbooks y tablets, quien sabe...

Por lo pronto hablar del A15 está más cerca de la ciencia ficción que de la realidad hasta que veamos un ejemplo funcional, así como Intel nunca nos mostró la realidad del Larrabee o AMD el Bobcat (en poco tiempo sabremos como performa), al A15 le queda un tiempo para llenar los titulares con supuestos. Por ahora, el A9 hará su invasión lentamente en el mercado de móviles y veremos las primeras "tablets" con doble núcleo y velocidades superiores a 1Ghz.

Comentarios

Deje su comentario:

(comentarios ofensivos o que no hagan al enriquecimiento del post serán borrados/editados por el administrador sin previo aviso)

Security Image

Negrita Cursiva Imagen Enlace