Nicolas Chamatropulo



El Salón del Automóvil de Frankfurt 2017 arranco con todo, presentándonos lanzamientos y anuncios de nuevas tecnologías y conceptos, preparándonos poco a poco a la nueva era del segmento automotor, plagado de coches autónomos y eléctricos.

El grupo Volkswagen ha sido uno de los primeros en mostrar sus novedades y una de las que más ha llamado la atención es el Audi Aicon, que es una visión de cómo imaginan el futuro de los automóviles, donde las claves están en el confort, la seguridad y por supuesto, la tecnología.



El Audi Aicon es un coche concepto que integra elementos que lo hacen un verdadero medio de transporte donde lo único que tendremos que hacer es sentirnos cómodos y olvidarnos del camino. Sus puntos fuertes son: nivel de autonomía SAE 5 y una autonomía de entre 700 y 800 kilómetros con una sola carga.

Se trata de una especie de "taxi robot" de cuatro puertas con aspecto deportivo que no cuenta con volante, pedales ni cinturón de seguridad. En su interior tenemos dos sillones giratorios y reclinables que nos preparan para disfrutar el viaje. El tablero está colocado en forma de herradura con una pantalla OLED táctil que cuenta con seguimiento ocular para así poder elegir la opción que estemos buscando. Por supuesto también tenemos nuestro propio asistente personal que estaría atento a nuestra voz en todo momento.

El corazón del Audi Aicon son cuatro motores eléctricos, uno para cada rueda, que combinados producen 349 CV y 406 libras-pie de torque. La misma compañía hace hincapié que el fuerte de Aicon no está en su potencia ni en la aceleración, sino en la autonomía, ya que el objetivo son los viajes largos.



Para que el Aicon aproveche su autonomía, Audi también está anunciando su tecnología de carga rápida, la cual cuenta con un sistema de alta tensión de 800 voltios que, según la compañía, permitirá cargar el 80% de la batería en menos de 30 minutos. Además de que esta carga podrá ser por cable o bien, por medio de inducción gracias a un sistema que se podrá instalar en cocheras y estaciones de recarga.

Audi también ha decidido rediseñar las luces frontales y traseras, retirando los clásicos faros y colocando un panel LED que la compañía ha bautizado como "light fields", que cuenta con una resolución de 600 píxeles 3D y donde se podrán ver diversas animaciones de acuerdo a las acciones del vehículo. Audi cree que esto servirá para darle "características faciales" al Aicon y así poderse comunicarse con otros conductores y peatones.

Al tratarse de un concepto no hay una fecha para que este Audi Aicon salga a la venta o siquiera entre a producción, mientras tanto, la compañía lo estará usando de ejemplo de cómo imaginan el futuro y una muestra de lo que han estado desarrollando en los últimos años.



Via Xataka

Comentarios

Deje su comentario:

(comentarios ofensivos o que no hagan al enriquecimiento del post serán borrados/editados por el administrador sin previo aviso)

Security Image

Negrita Cursiva Imagen Enlace