Fabrizio Ballarino



Jueves de estrenos en el cine tanto de Argentina como a nivel mundial y nosotros no podíamos dejar pasar esta oportunidad para traerte de primera mano y a primera hora una nueva crítica personal de un film que de seguro va a dar qué hablar... si es que ya no lo está haciendo.

En el caso de hoy venimos con el análisis de Justice League (Liga de la Justicia), la nueva cinta que la gente de DC Comics y Warner Bros nos traen para cautivarnos y tratar de hacer competencia ante el universo Marvel, además de darle continuidad a su propia saga de superhéroes.



El inicio de la trama comienza con la acción de entrada, acá DC decidió entrar con una secuencia de cierta adrenalina desde el minuto cero y eso es algo bueno, pues justamente a eso mismo van (vamos) los fanáticos de estas películas, a ver la ciencia ficción en su máxima expresión con la combinación de la fuerza bruta.

Luego de ese pequeño acto, pero no por ello menos relevante, se da un tiempo para ver el impacto de la muerte de Superman en el planeta Tierra. Eso se refleja en diferentes actos en distintos puntos de la sociedad, en donde la tristeza, la melancolía y hasta el odio invaden las calles.

No obstante, hay quienes tratan de superar ello y siguen remando contra la corriente en busca de una luz de esperanza, cuando en realidad son ellos mismos esa esperanza. En lo personal, en quien más veo manifestado esto es en el caso de Wonder Woman (Mujer Maravilla). Ella siempre refleja lo mejor de cada una de las personas y le da valor a sus máximas cualidades, ese es el mejor superpoder que he visto en una película.



Para aquellos que se preguntan por la aparición y/o protagonismo del mismísimo Superman, déjenme decirles que sólo hay una respuesta. Y para esas otras personas que se cuestionan lo mismo por parte de Green Lantern (Linterna verde), también va la misma afirmación: VEAN LA PELÍCULA. ¡Ja! ¿Creyeron que se los iba a revelar así nomás?

Es innegable que Superman adquiere desde ya algo de protagonismo, como mínimo, por haberlo recordado tras su fallecimiento, pero como mi premisa es tratar de hacer críticas sin sopilers voy a dejar todo acto de rastro hasta este punto.



La película contiene cierto dramatismo que se va desarrollando y manteniendo con el transcursos de los minutos. Y mejor aún es la combinación que se da entre ésta con los toques de diversión y la pulidez de la acción y la ciencia ficción. Cuando les hablé de Thor: Ragnarok les había comentado que Marvel había colocado mucho sentido del humor en su film y que, en lo personal, me gustó. Sin embargo, esta vez DC Comics decidió hacer lo suyo pero con un tono más sutil, y la verdad que me cautivó. Supieron encajar las bromas y los dichos justos en tiempos y espacios oportunos.

También se las idearon muy bien para dar una pequeña y breve introducción de cada uno de los reclutados en la Liga de la Justicia. No sé cómo, pero optimizaron de forma idónea cada segundo en el cual cada personaje iba apareciendo por primera vez y demostraba sus cualidades, tanto en lo denotativo como en lo connotativo.

Una cosa es ver el intento de Bruce Wayne, con la ayuda de Diana Prince, en incluir a The Flash, Aquaman y Cyborg; y otra muy diferente es que esa unión entre todos se llegue a concretar desde el comienzo. En otras palabras, estamos ante uno de esos escenarios en donde vemos a un grupo de rebeldes, inadaptados, algo irresponsables, inmaduros y ciertamente alocados que chocan sus intereses y puntos de vistas. No obstante, como bien dice el dicho, la unión hace la fuerza, y esta cinta demuestra esas palabras en actos (y peleas contra los malos).



Los efectos especiales son realmente interesantes y muy buenos, me sorprendió mucho cómo se adaptan en base a cada situación y escena en particular. El sonido hace muy buena compañía y es acorde a la imagen y aumenta la calidad del film como un todo, una verdadera mezcla de diferentes elementos que también demuestran que entre todas las partes se logra un único producto maravilloso.

Quizás haya quienes opinen que hubo demasiado dramatismo y se podría haber colocado algo más de acción en su reemplazo, pero lo cierto es que así es como DC Comics decidió hacer su película y no les salió nada mal.

El típico momento épico en el cual se da la lucha entre el bien y el mal que decidirá el destino del mundo sí se da, y tiene unas secuencias muy logradas, con efectos llamativos, acciones cautivadoras, fuerza atrapante, unión implícita y esperanza latente.



Algo que me dejó ciertamente perplejo, o mejor dicho medio desilusionado, fue el momento en el cual se acaba con el mal. Es decir, no esperaba que el villano estrella de esta película fuera vencido de la manera en que sucedió y se lo corriera a un lado del rodaje de la película como se decidió hacer. En otras palabras, sentí como si los responsables hubieran dicho “bueno, acá lo sacamos al malo porque tenemos que darle continuidad a las secuencias de los integrantes de la liga”. Creo que hubiera estado bueno ponerle un poco más de resistencia o insistencia a Steppenwolf, nombre del malévolo.

Una vez superado ese “pequeño” problema que amenazaba al mundo, se da un desenlace para reflejar qué hará cada personaje de la Liga de la Justicia desde ese punto en adelante. Lo sintetizaron rápido, pero con muy buenos méritos y de forma clara y precisa. Permiten entender que la idea es dar una continuidad a esta unión y que una nueva aventura les puede esperar en cualquier momento, incluso antes de lo previsto.



Bonus track, ¿imitando a la competencia?



Para ir finalizando, algo que sí puedo decirles es que NO se apresuren en levantarse ni bien se da el primer corte en el final de la película, pues no ha terminado todavía.

Al igual que hace Marvel, DC Comics también está comenzando a insertar escenas post créditos. En este film en particular lo hace en dos partes: una se da a los pocos segundos de la finalización, se presentan unos pocos créditos y la secuencia sale en menos de uno o dos minutos. La segunda viene después de toda esa eterna espera en la que se nombra al elenco y demás cuestiones que uno nunca presta atención. Pero bueno, si estuvimos 120 minutos sentados viendo esta cinta, creo que esperar unos 5 más no nos supondrá el fin del mundo. Y ahí sí viene un panorama algo más interesante y ciertamente relevante.

Así que ya saben, contengan la ansiedad en irse un poco más, para los más fanáticos esas escenas lo valen. Y como suelo decir cuando se dan estas situaciones, de nada por decirles ese último tip.

Comentarios

Jugale al Undertale, gráficos de family en una masterpiece

  • Citar »

Deje su comentario:

(comentarios ofensivos o que no hagan al enriquecimiento del post serán borrados/editados por el administrador sin previo aviso)

Security Image

Negrita Cursiva Imagen Enlace