Fabio Baccaglioni



Además del nuevo Roadster que es tal vez más llamativo para todos lo más relevante que presentó hoy Tesla es algo más mundano, el camión. No es cualquier camión, es el primer camión eléctrico pensado para cambiar radicalmente el criterio de una industria extremadamente dependiente del petróleo.

Para los automóviles es tal vez más razonable un eléctrico, las distancias en ciudad son menores y si tuviésemos ciudades con más cargadores ni siquiera lo veríamos como una desventaja, sería un ideal. Ahora bien, para un camión cargar un tanque es cuestión de minutos y el tiempo es todo en el transporte de mercaderías. Tener que esperar una o dos horas para una carga de las baterías no sería precisamente rentable.



La mayoría de los camiones realiza rutas de no más de 400km pero aun así hay tramos más largos y dependen mucho de cada país. A principios de año se hablaba del Semi de Tesla con un alcance de no más de esta cifra pero hoy tenemos una totalmente distinta: 800Km de autonomía, una diferencia sustancial que cambia completamente la visión que se tenía del proyecto. La autonomía deja de ser un problema inmediato.

El vehículo tiene varias características típicas de los eléctricos, su aceleración por ejemplo, con un 0 a 100 en 5 segundos sin carga o 20 segundos con 40 toneladas de carga, eso es MUY rápido para un camión, es casi inmediato en términos camioneros.



El camión está diseñado para resistir de todo (según Elon Musk, una bomba termonuclear o te devolvemos tu dinero Risa) con exceso de confort incluyendo la posición central (como un coche de carreras!) para el piloto, asiento con suspensión neumática ajustable, dos pantallas touchscreen, con una versión que elimina los espejos y sólo utiliza cámaras (hay versión tradicional también), ah, y obviamente no hay motor en la trompa, sólo es un gran baúl que ayuda en la aerodinamia que está MUY trabajada en este vehículo.

Desde el lado técnico cabe destacar que tiene el centro de gravedad muy bajo (por las baterías y motores) y sus sensores actúan detectando el movimiento de carga para accionar frenos y motores de forma coordinada.

Musk no aclaró precisamente cuánta batería ni el costo que tiene pero sí que el costo por cada cien millas de combustible pasa de las USD 2.5 por hora a USD 0.07 con lo que el tema combustible debería, al menos, ser el mayor ahorro en estos camiones además de las nulas emisiones.

Tesla no está sola en este negocio, Nikola planea lanzar su camión de celdas de combustible a hidrógeno en 2020 (2000km de autonomía con un tanque, aunque nadie sabe dónde conseguirán hidrógeno en cantidad en plena ruta ), Daimler con camiones pequeños de envíos en ciudad, Cummins anunciando motores híbridos, etc. Del 2019 (Tesla planea llegar al mercado ese año) al 2025 esperen ver una revolución de transporte eléctrico/híbrido enorme.

Comentarios

Todo muy bonito, pero para que quiero un camion que haga el 0 a 100 en 5 segundos?, es un camion, no una ferrari

  • Citar »

me encanto!!!

  • Citar »

Deje su comentario:

(comentarios ofensivos o que no hagan al enriquecimiento del post serán borrados/editados por el administrador sin previo aviso)

Security Image

Negrita Cursiva Imagen Enlace