Fabio Baccaglioni



Durante el último lanzamiento de SpaceX entre la carga que iba a la ISS había un pequeño satélite experimental interesante, RemoveDEBRIS, un diseño pensado para, como indica su nombre en inglés, limpiar el espacio de basura, partes y satélites muertos.

El prototipo de la Universidad de Surrey lleva encima varios experimentos diseñados para probar si realmente son viables en el escenario real: el espacio y la microgravedad.

Capturar en pleno vuelo otros satélites o pedazos de los mismos no es fácil, pero para colmo todavía no se conoce cual sería el mejor método, la batería de experimentos incluye una red para capturar un pequeño CubeSat (llamado DS-1) que el mismo RemoveDEBRIS lanzará a baja velocidad.

El DS-1 se alejará apenas 7 metros y antes de dispararle con una red para capturarlo inflará una especie de globo que cumplirá dos funciones, una ofrecer un objetivo más grande para acertarle, la otra ejercer cierto arrastre para cuando se lo empuje para perder órbita. Recuerden que si bien no hay "aire" el espacio es algo difuso y la alta atmósfera, aunque ínfima, provoca cierto rozamiento inclusive mucho más allá de los famosos 100km de la línea kármán.



El segundo experimento también utilizará otro cubesat, el DS-2, y el objetivo es poder identificar y detectar objetos con cámaras y lidar, interpretar lo que se detecta y poder identificarlo. Esto es bastante difícil de hacer cuando uno está en el espacio, de forma autónoma, sin control directo de un humano y teniendo que basarse en algoritmos para identificar el objeto que se quiere capturar.

El tercer experimento parece ridículo pero les juro que no lo es, es un harpón para poder ensartar y capturar un satélite, parece de ballenero porque lo es pero realmente hay que probar si en el espacio funciona y si el impacto no ejerce demasiada fuerza como para transformar la situación en incontrolable.

El cuarto y más espectacular es una gran vela para arrastre y deorbitación con el objetivo de enviar a RemoveDEBRIS en su viaje final pero de manera controlada. Si todos los satélites tuvieran un sistema similar para cuando se vuelven obsoletos no tendríamos las 6800 toneladas de material esparcidos en órbita terrestre.

Fuentes: SSTL, Surrey, Spaceflight Now, Popular Mechanics

Comentarios

Tremendo experimento. Dudo que se logre consensuar ponerle una vela a los satélites porque por un lado agregarla suma valioso peso, pero por el otro como van logrando bajar los costos de lanzamiento tal vez sea la oportunidad para imponerla.

  • Citar »

Deje su comentario:

(comentarios ofensivos o que no hagan al enriquecimiento del post serán borrados/editados por el administrador sin previo aviso)

Security Image

Negrita Cursiva Imagen Enlace